Cualquier persona que entre a Estados Unidos con temor fundado de persecución por motivos de raza, religión, nacionalidad, opinión política o membresía a un grupo social en particular, puede ser elegible para presentar una petición de asilo.  Los grupos sociales pueden aplicarse a cónyuges maltratados y a pandilleros, así como a los grupos sociales más fácilmente documentados.

Las aplicaciones pueden ser presentadas directamente con el servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS por sus siglas en inglés) y también pueden otorgar permiso de trabajo. Cuando los padres aplican para el asilo, sus hijos solteros menores de 21 años serán elegibles para una excepción basada en su edad y serán procesados junto con sus padres bajo la ley de protección del estatus del niño (CSPA por sus siglas en inglés).

Errores más comunes:

Aplicaciones frívolas.

Viajar al país en donde existe la persecución durante el proceso.

La información de la solicitud puede ser utilizada contra el solicitante posteriormente para instituir un procedimiento de remoción.

Los tiempos de procesamiento varían aproximadamente de un año a cuatro años, dependiendo del estado en el que reside el solicitante. Si uno tiene un estatus valido de no inmigrante válido cuando se aplica, este puede ser recuperado, si la solicitud de asilo es denegada, siempre y cuando el estatus siga siendo válido.

Contratar a un abogado de inmigración con experiencia es un factor clave para solicitar asilo.  Los abogados de inmigración en Brodzki Jacobs & Brook tienen más de 25 años de experiencia y le gustaría asistirle en el transcurso de este proceso.