Hay varios tipos de visas laborales inmigrantes y no-inmigrantes. Primero, una visa no-inmigrante es una visa temporal que le permite a una persona vivir y trabajar en los Estados Unidos. H-1B, H-2A, H-2B, L-1, O-1 y visas TN son algunos tipos de visas basadas en empleo que, son no-inmigrantes. Para estas visas, un empleador tiene que patrocinar al inmigrante para la visa. El inmigrante puede trabajar solamente para el empleador patrocinador.

Hay otros tipos de visas no-inmigrantes en las cuales el inmigrante es el patrocinador como son las visas E-1 y E-2. Estas son visas de inversión o por tratado comercial donde el inmigrante puede invertir o comercializar con el país que suscribe el tratado.

Para la parte inmigrante, los empleadores pueden patrocinar a una gran mayoría de personas para una visa basada en empleo. Hay clasificaciones para personas con títulos avanzados como también para personas sin experiencia que un empleador puede solicitar. Estas visas son sujetas a un sistema de cuotas en donde una fecha de prioridad es asignada a la aplicación. Cada mes, el boletín de visas es publicado para cada categoría. En la mayoría de estas categorías, las visas están al corriente, lo que significa que los tiempos de proceso no son tan largos. Muchos países tienen historial de retraso en las fechas de prioridad de estas categorías como India, Filipinas y China.

Los inmigrantes con habilidades extraordinarias pueden auto-patrocinarse para una visa inmigrante. Esta es una gran oportunidad para alguien que ha demostrado ser aclamado nacional e internacionalmente en un área especifica. Esta área puede variar desde artes, atletismo o negocios.

El equipo de inmigración de Brodzki Jacobs & Brook tiene más de 27 años de experiencia en inmigración comercial y ofrece consultas por teléfono o en nuestras oficinas.