En nuestro sistema migratorio actual, la inmigración basada en la familia se limita a parientes inmediatos.  Un individuo puede ser patrocinado por su cónyuge, padre, hijo o hermano.  Desde casi el inicio de las leyes de inmigración en los Estados Unidos, este sistema se ha basado en cuotas de visas asignadas para cada categoría.  Actualmente, muchas de las categorías basadas en la familia están extremadamente sobre congestionadas, lo que se traduce en largos período de espera.  Por ejemplo, la categoría de hermanos tarda más de 10 años.

A menudo la manera más fácil de inmigrar es a través de un cónyuge ciudadano estadounidense.  Típicamente este proceso toma aproximadamente 1 año o menos dependiendo de donde reside el cónyuge inmigratorio al momento de la aplicación.  Si el cónyuge extranjero está aplicando dentro de los Estados Unidos y tratando de ajustar su estatus aquí, entonces deben haber hecho una entrada legal con el fin de hacerlo, excepto en circunstancias muy limitadas.

El boletín de visas es una publicación mensual del Departamento de Estado para mostrar el movimiento en las categorías de inmigración.  Es la mejor manera de para determinar cuánto puede tardarse el proceso.  Se puede encontrar en https://Travel.state.gov/Content/Travel/en/legal/Visa-law0/visa-bulletin.html

Es útil que un abogado de inmigración dirija este proceso ya que podría haber varias agencias gubernamentales involucradas.  Además, los miembros de la familia estadounidenses tienen que ser capaces de demostrar que pueden mantener económicamente a los inmigrantes.  Igualmente, los potenciales inmigrantes deben demostrar que son admisibles bajo las leyes de inmigración actuales.  Los abogados de inmigración de Brodzki Jacobs & Brook tienen más de 25 años de experiencia.  Somos miembros de la Asociación Americana de Abogados de Inmigración y nos mantenemos informados sobre los eventos actuales que afectan a la comunidad migratoria.