Una visa L-1 es una visa de transferencia intra empresarial.  Si alguien trabaja para una compañía afiliada localizada en el extranjero por un periodo de al menos tres años, entonces serían elegibles para ser transferidos a una compañía relacionada que se encuentre en los Estados Unidos.  Deben haber trabajado en una capacidad de Gerente, Ejecutivo o tener conocimiento especializado en el cargo que desempeñaran en el extranjero.

Para ser considerado un gerente, el trabajador debe haber gerenciado a empleados profesionales de alto nivel o haber desempeñado una función esencial dentro del negocio y ser transferido a la empresa estadounidense para desempeñar la misma función; o ser un ejecutivo de nivel superior.  Un ejecutivo es el encargado de crear las políticas de la empresa y está involucrado en el más alto nivel en la toma de decisiones dentro de la organización.  Un empleado especializado es aquel que tiene conocimientos que no serían comunes.  Puede haber tomado muchas horas, meses o años para llegar a tener el nivel y la capacidad que tienen y, un trabajador promedio no podría tener esas calificaciones.  Con el fin de demostrar un conocimiento especial, el trabajador debe ser capaz de presentar evidencia sobre cómo se obtuvo el conocimiento y por qué ese conocimiento no es común.

Las dos compañías pueden ser afiliadas de una variedad de maneras:

  • Principal/Subsidiaria
  • Propiedad común
  • Proyecto Conjunto
  • Sucursal
  • Entidades afiliadas en un grupo de empresas

Se puede presentar una petición L-1 para una nueva oficina o un negocio existente.  Si la petición es para una nueva oficina, el período de tiempo que la visa será emitida es por un año.  Después del primer año, la compañía tendrá que demostrar que contrató a empleados y es viable para obtener la extensión de la visa.  Nuestra oficina está bien informada en las complejidades de las presentaciones de Visas L, por favor, póngase en contacto con nosotros para una consulta.